CELEBRACIONES

Los domingos de celebración son el tiempo de exaltar a Dios en conjunto por sus constantes maravillas. Dios está trabajando a nuestro alrededor. Lo vemos. Lo celebramos.

crossbg.jpg
Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano estaba muerto y ha revivido; se había perdido y ha sido hallado.
— Lucas 15:32
yellow.png
 

Domingos de celebración

10:15 am Las Puertas Abren

¡Sí hay café! Si llegas temprano tómate una taza de café, saluda a otros, o encuentra un lugar. Las puertas abren temprano para que llegues y te sientas en casa.

Oración y Testimonios

Este es un tiempo dirigido de oración y acciones de gracias. La razón: Dios está trabajando a través de Su iglesia todos los días. Aquí es cuándo venimos a celebrar y a motivar a la iglesia.

Adoración y Alabanza

Nos unimos a la adoración celestial. La Biblia dice que continuamente hay adoración en la presencia de Dios. Nosotros nos unimos a esas alabanzas.

Predicación de la Palabra

Que nos quiere decir Dios en este día. Su Palabra es viva y eficaz. Es alimento para nuestra vida. Es lámpara para nuestro camino. Mientras estemos en esta tierra estaremos creciendo en el conocimiento de ella.

Enfocados

Este es el tiempo de culminación. Salimos de la capilla enfocados en ser la Iglesia en Misión dónde quiera que estemos. Nuestro campo misionero nos espera. En este tiempo podrás conectarte a alguno de nuestros grupos en misión, iniciar uno o simplemente tomar un tiempo para compartir con otros.

 
worship.jpg

¿Por qué celebramos?

Porque Dios está trabajando a nuestro alrededor y nos invita a unirnos a Él.

Porque “…se alegra Dios con sus ángeles por un pecador que se arrepiente.” Lucas 15:10

Porque hay fiesta en los cielos cuando un pecador viene a Cristo.

Porque cuando somos obedientes a Dios, vemos Su poder manifestado.

Porque Dios desea que todos procedan al arrepentimiento.

Porque “Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.” Juan 3:17

Porque Dios es el objeto único de nuestra adoración.

Porque hemos sido creados para exaltar a Dios.

Porque “…no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos.” Hechos 4:12

Porque los motivos sobran. Dios sigue trabajando.